Que tu sala de lactancia sea el mundo entero

¿Has comido alguna vez en un baño público? ¿Te tapas cuando comes en público para que no te vean? ¿Si te entra hambre o sed por la calle te esperas a llegar a casa por no hacerlo en público? ¿Te han echado de un restaurante por comer?

Yo no y mi bebé tampoco.

Estas preguntas que a priori parecen exageradas y que su respuesta seguramente sería un NO rotundo, deberían aplicarse por igual a todo el mundo y no ofrecer a ninguna madre con su bebé lactante que se vaya al lavabo a dar el pecho o que se cubra.

Que a día de hoy todavía algunas mujeres nos hayamos tenido que esconder para amamantar a nuestros bebés, que nos hayan llamado la atención por dar el pecho en un lugar público, que tengamos que aguantar comentarios o malas caras por comportarnos como mamíferas, no tiene nombre.

No hay duda de que la leche materna es el mejor alimento para nuestros bebés e hij@s, ya que es mucho más que un alimento, es una necesidad que tienen los cachorros mamíferos de succionar, para relajarse, sentirse seguros, protegidos... y un largo etcétera

La lactancia materna es un derecho que tenemos todas las madres, así como un derecho fundamental de los niños a llevar una alimentación adecuada. Formando parte de los derechos humanos fundamentales de las personas, que incluyen el derecho a la alimentación y el derecho a la salud.

Sigue ocurriendo aunque son pocas las mujeres que lo denuncian en los medios de comunicación cuando se les ha prohibido amamantar en público, la más reciente es del mes de enero de 2019 en una Delegación de Hacienda de Ávila (y eso que dicen que "Hacienda somos todos"). El vigilante de seguridad le ofreció a la madre que para estar más cómoda podía ir al lavabo a dar de mamar. Negándose la madre a dar de comer a su bebé en un baño público, el vigilante le dijo que no lo hiciera delante de la gente y finalmente la madre abandonó el lugar.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) reconoce la lactancia materna como un derecho humano para bebés y madres que debe de ser fomentado y protegido.  

Septiembre de 2018 en un vuelo entre Reino Unido y Fuerteventura le ordena un miembro de la tripulación a la madre que deje de amamantar a su pequeño de un año. Tras poner la queja la compañía le dijo que amamantar a los bebés en sus vuelos está permitido siempre que se haga de forma "discreta".

Agosto del 2017 en una piscina en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) a una madre le dijeron que no podía dar el pecho a su bebé en la piscina porque era antihigiénico. ¿Cómo? si las piscinas la gente las usa como wc, si la mayoría entran sin ducharse y lo que más les preocupa es que la leche materna contamine el agua. No se preocupen que no se va a derramar ni una gota y aunque así fuera les puedo asegurar que sería de lo más sano que se podría encontrar dentro del agua. En este caso el trato que recibió la madre por parte de los socorristas fue bastante desagradable.

De verdad que a estas alturas de la vida nos tiene que pedir que nos escondamos o que nos tapemos para alimentar a nuestros hij@s!!!! Que esto lleva haciéndose desde que el mundo es mundo, que como dice mi hijo de 8 años esto ya lo hacían los hombres primitivos, vamos que es lo más normal del mundo. Y tener que sentirse humillada y avergonzada es intolerable.

No nos pueden echar de un lugar público ni tenemos porque escondernos para amamantar a nuestros bebés e hij@s independientemente de la edad que tengan.

No existe ninguna restricción ni Ley que prohíba amamantar en público en nuestro país.

No pueden ampararse en el derecho de admisión para echarnos de un lugar público.

No tenemos porque utilizar las salas de lactancia sino queremos, faltaría más, que la mayoría dejan mucho que desear.

Si te invitan a irte puedes responder que no, que aquí estás bien, que no estás haciendo nada ilegal y que no puede echarme de allí. Si insisten podemos llamar a la Policía, pedir la hoja de reclamaciones, poner una queja en la OCU y porqué no usar las redes sociales para que se sepa lo que nos ha pasado.

Yo llevo muchos años de lactancia entre mis dos hijos y nunca nadie se ha atrevido a decirme nada, miradas y cuchicheos los que quieras pero nada más.

Espero que no tengas que verte en una situación tan desagradable y a seguir lactando donde sea, que el mundo entero sea tu sala de lactancia!!!

Si necesitas asesoramiento jurídico escríbeme!!!

Agustina Rico

Abogada