Ruptura Feliz, la importancia de superar una ruptura sentimental

Creemos que después de una ruptura es recomendable buscar ayuda emocional y psicológica, a fin de cerrar una etapa y volver a recuperar las riendas de nuestra vida.

Para ello contamos con la ayuda de psicólogas especializadas en rupturas sentimentales.

En Mama Legal tratamos de hacer que la separación y el divorcio sean lo menos traumáticos para las parejas y sobretodo para los hij@s, ofreciendo un acompañamiento legal y emocional a las familias desde la cercanía con la que tratamos a nuestros clientes, la empatía que mostramos hacia las parejas que vienen a nuestro despacho porque su relación ha terminado y la experiencia que nos avala desde el año 2004 en el ejercicio de la abogacía.

Son muchos los años que llevamos viendo y viviendo separaciones más o menos complejas, separaciones de mutuo acuerdo, otras contenciosas, otras en las que han habido episodios de violencia doméstica...

Y cada separación es un mundo, por lo que no se puede generalizar pero sí dar una serie de pautas para superar de la mejor manera posible el proceso desde que se inicia la crisis de pareja, hasta tomar la decisión de tomar caminos diferentes, hasta legalizarlo sobretodo cuando hay hij@s o bienes en común.

Desde Mama Legal acompañamos a las parejas desde el punto de vista legal y también emocional, ofreciendo seguridad, comprensión e informando de todo el procedimiento y proporcionando herramientas para afrontar la ruptura de la mejor manera posible.

De ahí la importancia de saber gestionar las emociones ya que la ira o el rencor pueden estropear un buen acuerdo, y empeorar una situación a priori sencilla, que terminará con una Sentencia dictada por un Juez que decidirá sin conocer las necesidades reales de las familias.

Y este también es mi trabajo como abogada, mantener la calma y hacer ver a las partes que la relación de pareja a terminado por la razón que sea pero que hay que zanjar temas en común y que hay que hacerlo de la mejor manera posible, sobretodo cuando hay hij@s.

Técnicas aprendidas en la Facultad de Derecho, cuando estudié Criminología, en varias asignaturas de psicología, que me han permitido aplicarlo al tratar con los clientes e intentar alcanzar un acuerdo, ya que una reunión de este tipo puede terminar muy mal.

Toda ruptura conlleva pasar por una fase de duelo, que es distinta a la de la muerte de un ser querido, porque el duelo se debe hacer igualmente pero sigues viendo a la persona de la que te separas y la rabia o la trsiteza puede que te impidan avanzar.

Personalmente creo que hay que dejar fluir las emociones, llorar la pérdida y permitirnos sentirla para poder resurgir. Y una vez superada la fase de "luto" volver a llevar una vida como la de antes, aunque sin esa persona al lado, pero reconstruir nuestro día a día.

La dificultad que conlleva aceptar la nueva situación, unido a que no queremos que nuestros hij@s sufran ni que nos vean sufrir y que a veces nos ponen trabas para separarnos judicialmente, hace aún más complicado pasar página. 

Pero es importante tener el control de nuestra vida, ya que las decisiones que tomaremos en estos primeros momentos pueden perjudicarnos a nosotros y a nuestros hij@s, por eso necesitamos actuar con la mente clara, y no hacerlo de forma impulsiva, pero no siempre se consigue.

Sabemos que esto no es fácil y que no todas las personas tenemos la misma capacidad de adaptación y superación y por eso ofrecemos la posibilidad de iniciar un proceso terapéutico con el equipo de psicólogas especializadas en estos temas, con las que colaboramos.

ALCANZAR UN ACUERDO SIEMPRE QUE SEA POSIBLE

Lo ideal sería llegar a un acuerdo entre las partes que beneficie a todos por igual y sobretodo por el bien de los hi@s en común. Siempre y cuando no existan razones legales que lo contraindiquen, episodios de violencia doméstica o maltrato hacia los niñ@s, que se trate de un bebé o niñ@ lactante..., lo más sano para la salud emocional de nuestros hij@s sería mantener la relación con ambos progenitores y con sus respectivas familias, como habían venido haciendo hasta el momento.

No podemos utilizar a nuestros hij@s como moneda de cambio en procesos de separación o divorcio, ya que los únicos que salen perdiendo son los menores y hemos de ser suficientemente maduros como para saber separar una cosa de la otra, que como pareja no funcionamos pero que seguimos siendo una familia para nuestros hij@s, que seguimos siendo su madre y su padre y que les duele lo que está pasando pero que aún les duele más presenciar discusiones, peleas, juicios...


LA COMUNICACIÓN ENTRE PROGENITORES

Al principio será difícil puesto que hay muchas emociones y sentimientos y puede que nuestra parte menos racional sea la que hable por nosotros.  Y tratar de como organizar la convivencia con los hij@s o como repartir los bienes comunes son uno de los puntos más conflictivos. 

Los menores no deberían presenciar discusiones subidas de tono nunca, no es bueno para ellos por muchos motivos, se sienten perdidos, desamparados, confundidos..., así que hay que evitarlo a toda costa. Del mismo modo que discutir con nuestra ex pareja aunque estemos a solas tampoco nos va a traer nada bueno.


COMO DECIRLE A NUESTROS HIJ@S QUE NOS SEPARAMOS

Por pequeños que sean, deben saber lo que está sucediendo y sobretodo lo que va a suceder a partir del momento en que se haga efectiva la separación.

Los niñ@s necesitan saber que harán y con quien estarán en cada momento para sentirse seguros, tienen que saber lo que va a pasar de ahora en adelante y si tiene preguntas deberemos responderlas siempre adaptando la explicación a su edad y con un lenguaje comprensible, sin hablarles mal del otro progenitor y haciendo hincapié en que no tienen la culpa de nada.

En medida de lo posible se les debería informar de la separación delante de los ambos progenitores y transmitiendo calma y tranquilidad.

Fuerza, ánimo, estamos aquí para acompañaros en el proceso de separación legal como emocional al disponer de un equipo de psicólogas especializadas en rupturas sentimentales.

Si necesitas asesoramiento jurídico escríbeme!!

Agustina Rico

Abogada